Skip to content

Calentando motores…

marzo 29, 2007
by

Ya llega, ya llega… y aunque todos tememos la típica micción cuaresmal de San Pedro (que curioso que sólo llueva durante la Semana más larga…) parece que tenemos a la vuelta de la esquina el Domingo de Ramos, con sus palmas, sus soles dorados, sus túnicas blancas por el parque, el almuerzo familiar y el autobús repleto.

Así que para abrir boca, un bonito vídeo del paso de misterio de la Hdad de la Estrella en su entrada en la Campana del año 2006.

Oh, la $GA€, qué maravilla

marzo 25, 2007
by

Hoy tengo ganas de reírme y compartir mi risa con los demás. Así que os pongo este vídeo sobre la $GA€ que me ha enseñado el Maister. Disfrutadlo (aunque ahora vendrán y me denunciarán):

De todos modos, creo que se han quedado cortos con las cifras…

Semana Cultural FCOM’07

marzo 23, 2007
by

Ya sabéis muchos de mis quejas en cuanto al mundillo cultural que rodea la Facultad, un espacio donde sobra el exceso de alternativillos (con todo el respeto del mundo, pero hay más gente aparte de ellos), las ideas políticas (si no eres progresito, píntala) y falta un poco la comunicación, aunque últimamente se han apuntado a los bloggs facilitando las actuaciones a aquellos que quieren conocer lo que se hace.

Pero hay que reconocer que está siendo una grandísima Semana Cultural y no lo digo por la multitud de actos absurdos en los que no hay mucha participación (al fin y al cabo, eso es normal porque la gente pasa…), lo digo por los conciertos de estos dos días, gracias a los cuales se les ha dado protagonismo a gente de la Facultad y ha convocado a muchísimos alumnos. Sin dudarlo, felicito a los miembros del Aula de Cultura por ello, realmente ha estado estupendo todo.

Ya sabemos de la participación de The Translators con un éxito fulgurante, como no iba a ser menos si participa nuestro compañero Carlos (jijijijiji, uno barre para casa, ya entendéis), que por cierto tienen espacio, si os interesa oírlos pulsad aquí. También hemos podido oír a otros grupos muy interesantes como The Baltic Sea, creo que se llamaban, con un sonido parecido a los U2, muy serio, rotundo y profesional.

Y todo eso en cuanto a grupos, pero los conciertos de cantautores también estuvieron a la altura. De los nombres no conseguí quedarme con ninguno, aunque había un chico de pelo así medio largo que cantó genial y al que pronto daré caza si consigo su nombre, por supuesto caza de maqueta, no de otra cosa (mamones…). Pero la revelación para mí ha sido Mafy, una auténtica artista. Con 19 añitos (qué gran promoción la del 87) y ganadora del último concurso de música del IAJ (Instituto Andaluz de Juventud iyo, que hay que decirlo todo vaya) nos dejó a todos con unas ganas tremendas de volverla a escuchar… si no hubiese sido porque llegaba tarde al trabajo le hubiera preguntado si tenía maqueta a la venta o algo, pero qué crack, dios mío. Y como las cosas buenas hay que compartirlas, cuelgo aquí un video que le grabaron en una sala de no sé muy bien qué lugar donde canta “Poetas” (si es que todo tiene que ver con la poesía, lo que yo diga). Disfrútenla, merece la pena.

Y lo vuelvo a repetir, aunque he echado de menos un poco más de atención a la poesía, felicito desde aquí a todos sus miembros porque han demostrado que con poco se puede hacer mucho. Bravo.

Ahora a Mafy y el Vídeo.

Johann Sebastian Mastropiero

marzo 22, 2007
by

Les Luthiers es un coro argentino surgido durante el apogeo de los grupos corales universitarios durante los años 60 en ese país. Sus obras se basan en composiciones propias, que ellos mismos interpretadas con instrumentos informales, es decir, construidos por ellos con materiales cotidianos y nada convencionales.

No obstante, en buena parte de los conciertos de Les Luthiers se representan obras de Johann Sebastian Mastropiero, un infame y mediocre compositor, si bien el coro argentino le añaden ese toque de calidad y humor que sólo ellos saben dar. He aquí un ejemplo, titulado La bella y graciosa moza (etc, etc…):

Eutanasia animal

marzo 21, 2007
by

Estoy bicheando por la edición digital de El Mundo y de repente me quedo frío, cuando leo lo siguiente:

El zoo de Berlín ‘indulta’ a un oso que iba a ser sacrificado a petición de los ecologistas.

¿Es posible? ¿Será cierto? Voy a leer otra vez, no vaya a ser que me haya equivocado… ¡Sí, es verdad! Es increíble lo que leo al desmenuzar la noticia, no salgo de mi asombro. No alcanzo a entender cómo gente que se hace llamar ecologistas son capaces de pedir que sacrifiquen a un animal.

Todo viene porque la madre del osezno, una osa que anteriormente había estado en un circo, se desentendió de Knut (pues ése es su nombre) y de su hermano, que desgraciadamente murió. Entonces, Thomas Dörflein, cuidador del zoo, decidió hacerse cargo del pequeño plantígrado, y alimentarlo con biberón cuatro veces al día.

Sin embargo, el animal se ha acostumbrado a los humanos, y es por eso por lo que estos grupúsculos piden que Knut sea sacrificado con una inyección letal, puesto que consideran que el contacto entre animales y humanos consituye “grave infracción a la ley del mundo animal”.

Finalmente, el veterinario del zoo de Berlín ha dictaminado que el animal no será ejecutado, pero que será trasladado a otro centro, para que los osos mayores no lo acaben matando. Incluso grupos políticos como el Partido de la Izquierda o Los Verdes han corroborado con su opinión dicha decisión, que no obstante ha sido calificada de “inhumana” po estos seudoecologistas del tres al cuarto.

Es increíble hasta dónde llegan algunos en su afán por imponer su pensamiento atrofiado. Si esta gente osan hacerse llamar ecologistas, lo primero que deberían hacer es tomar parte en el asunto para que Knut se integre cuanto antes con los de su especie. Pero señores, tienen ustedes que saber que la solución no es matar a diestro y siniestro.

“El zoo debe matar a ese osezno. Knut sufrirá problemas de comportamiento durante el resto de su vida”. Vaya frase para los que se dicen defensores de la naturaleza y la vida en el planeta. Y lo más increíble es el motivo de su postura: porque el oso no se adaptará, porque está muy acostumbrado a los humanos. Tiene guasa. Lo comprendería, e incluso defendería, en caso de que el animal fuera un enfermo terminal y estuviera sufriendo, o si estuviera poniendo en peligro la vida de otros ejemplares de su especie.

Pero no tiene sentido ese argumento. Es más una excusa para llamar la atención. Si atendemos a ello, por esa regla de tres deberíamos ejecutar a las personas autistas o que padezcan otros síndromes similares que afecten a su integración en la sociedad, ¿no es cierto? ¿Y a los que se aíslan en sí mismos y no quieren relación con nadie? ¿Los matamos también?

El caso es más grave aún, en tanto que el oso polar es una especie en peligro de extinción. Ahora lo que faltaba es que también se quejen de los proyectos de cría en cautividad y reintegración en su hábitat natural de especies como el lince ibérico. ¿También alegarán que la presencia y el contacto de los humanos va a perjudicar su integración con el resto de miembros de su especie? Bueno, pues que los dejen a su suerte. Entonces no tendrán que preocuparse, porque como no quedará ninguno, no habrá problemas de integración entre los linces.

Y lo mejor: una vez más, el causante del lío es un seudoperiódico amarillista, el Bild. Uno de esos que, como el Qué! y el 20 Minutos, se dedican a difundir entre la población páginas repletas de mierda y estupideces sin interés. Una plaga maligna para el periodismo serio, la opinión pública y la inteligencia. Vergüenza me hasta tener que hablar de ellos.

Arte poética

marzo 20, 2007
by

Ayer por la tarde tuve la oportunidad de asistir a otra de esas maravillosas lecturas de poemas en el Ateneo de Sevilla, en este caso a cargo del gran Pablo Buentes, quien se transfigura en la Idea en este pequeño y angosto rincón virtual. Y la verdad es que fue, cuanto menos, emocionante.

Al acto asistimos Cerero, Rocío Arana, la Nina, la Espe, el Lopy, la Ana, el Dani de Barbate, y un servidor, amén del gran Pablo Moreno, organizador del evento. Todos asistimos expetantes a las sabias palabras de Buentes, que nos habló de la vida, de los amigos, del amor, de la familia, de lo que se pierde y se tiene, de lo que perdura en el tiempo… y cómo no, de la poesía.

Una magnífica tarde, aderezada con una amena charla en el bar Alcázar, en la Encarnación. Risas, tabaco y refrescos. Todo sienta bien, si se comparte con los amigos.

No os voy a detallar más de lo que aconteció en aquella lectura, porque ni en broma podría hacerlo mejor que el propio protagonista. Pero lo que sí haré es colgar el poema con el que el señor Buentes cerró la lectura. Precioso. Dejó la emoción flotando en el ambiente. Aquí os lo dejo.

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Escribo porque soy feliz.
Ya sé que duelen
el amor y las tardes y las horas de espera
frente a una ventanilla perezosa,
y las sucias colillas por el suelo.
Ya lo sé, no hace falta que me lo digan.
Aquí soy yo la rara,
la que mira y lo ve todo tan limpio,
y llora de alegría en los rincones.
Y qué quieren, incluso la nostalgia
se me viste de fiesta.
Pido perdón, ya sé, es un gran pecado,
un escándalo, sí.
Soy feliz, y lo digo, estoy jugando
con fuego. Pero miren
los días, la llovizna, la gente, los violines.
Pónganse en mi lugar.
Cómo callar cuando el mundo grita
que hay extraños jardines debajo de la nieve.

Rocío Arana, en Magia

Y mientras tanto…

marzo 20, 2007
by

Hoy veo en el Foro de Sevilla21 -muy interesante siempre- una encuesta sobre cuáles son los problemas que más importancia tienen para los sevillanos respecto a su ciudad y me llama la atención que vaya venciendo la problemática con la Red Subterránea de Metro frente a otras variables como son la Inseguridad Ciudadana o la Educación.

Es evidente la importancia que tiene para la ciudad una buena red de transporte público por lo que eso conlleva en imagen hacia el exterior, disminución del tráfico privado o una inyección económica a las empresas públicas de transporte (TUSSAM) que tanta falta le hacen; como digo, todo esto es cierto, pero se acercan las elecciones y los políticos andan ligeros a prometer la licitación de líneas, la extensión del tranvía o la no paralización de los proyectos urbanísticos que hasta ahora se están dando, eso cuando no nos intentan seducir con promesas difícilmente posibles como esa del pleno empleo. Los partidos empiezan a reunirse en torno a sus líderes, respaldándolo en sus promesas de humo y olvidando las rencillas anteriores, nos pintan la ciudad como ellos desean que la veamos y olvidamos, como siempre, lo que realmente nos importa.

Curiosamente por estas fechas ha surgido un problema en el instituto Domínguez Ortiz del Polígono Sur, algo que no es nuevo para alguien que haya seguido la situación por blogs como “Mi Polígono Sur“, “Cuaderno Amarillo“, “Altos Colegios” o “Iguales en las 3000” desde donde se viene denunciando la situación desde hace semanas. La Consejería de Educación pretende eliminar el Bachillerato de Humanidades que se imparte en el Instituto sin dar razones concretas y razonables para este atropello contra la educación. Esto ha provocado las lógicas protestas del profesorado, así como de los alumnos del centro, asociaciones e incluso el distrito, colectivos desde los cuales se han organizado manifestaciones que a diario interrumpen lo que debería ser un tiempo de estudio y preparación para la Selectividad que ya se acerca.

La noticia ha sido publicada en medios nacionales y locales como La Razón, Diario de Sevilla, 20 Minutos y otros, pero siempre de pasada y sin darle la importancia que realmente tiene, que 40 chavales y los que vienen de la ESO se quedarán sin esa Educacion que promete nuestra incorruptible Constitución. Pese a todo, han sido numerosos los blogs, páginas de colectivos sociales o particulares que de forma explícita han dado voz a las reivindicaciones contra la eliminación de las Humanidades en el Domínguez Ortiz y se han unido a sus quejas, a las que yo, como sevillano y estudiante, también quiero unirme aprovechando los medios que tengo a mi alcance, este blog.

Y mientras tanto, como digo, seguimos mirando al Metro, parada la Tuneladora en el Prado, como nosotros, quietos y pendientes de las flores que los políticos nos enseñan desde lo alto, llámese Metropol Parasol, Metrocentro, Metro de Sevilla -¿por qué todo empieza por metro en Sevilla?-, SE-40, AVE a Málaga o Pasos Subterráneos. ¿Cuándo los sevillanos aprenderemos de nuestros errores, cuándo los políticos, independientemente del partido que sean, se fijarán en las cuestiones que realmente nos afectan en la vida diaria?