Skip to content

Media ración de reflexiones

marzo 7, 2007
by

Este es un post estúpido y absurdo, concebido al albor de un viaje en autobús de vuelta a casa tras una agotadora jornada de ajetreo, y parido en compañía de una viena que empana tres hamburguesas. En efecto, a lo largo de todo este rato que ha transcurrido desde un momento a otro, me he preguntado sobre diversas cosas.

Como entrante perfecto, una de “mecago en los muertos del Tussam”, sólo por el insignificante hecho de que un puto tussanero con cara de no follar me dejó en tierra aun estando en la parada el autobús, todo porque acababa de cerrar las puertas. Así, por to el careto. Empezamos fuerte, ¿eh?

Cuando al fin vino otro (15 minutos después, demasiado pronto, después de todo), resulta que me senté delante de una mujer que creía que la Cartuja es un barrio residencial. De hecho, al pasar por delante de las caracolas de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento, la mujer dijo: “Sí, y esos pisos están todos llenos de gente viviendo. ¿Ves? -iba diciendo a su acompañante- ¿Ves las luces encendidas en las casas?“. Me pregunto qué hay que hacer para fomentar que la gente conozca un poco más a fondo la ciudad en la que viven. Es más, me pregunto por qué no lo hacen, con todo las cosas que hay para ver en Sevilla y su provincia. ¿Será acaso porque el Tussam les hace a esas personas lo mismo que a mí, y los deja en tierra por la cara? Es posible…

Posteriormente, me entró la vital necesidad de querer saber si caminar por el carril bici supone una satisfacción extra al alma humana, porque como no sea así, desde luego que no me explico por qué coño la gente va andando por el susodicho carril.

Claro, que esta duda quedó disipada al llegar a la parada del autobús. Digo “Hola”, y naturalmente nadie me contesta. ¿Naturalmente? Gran tristeza me produce el tener que rendirme a la evidencia. Sevilla es así. Llegas a los sitios, saludas, y nadie te contesta. Todos te miran como se mira a un loco, a un loco que osa saludar a los demás, siendo este un acto demoníaco, según las escrituras de la cultura popular postmoderna. Y luego dirán los extranjeros que los sevillanos son abiertos y simpáticos. Pues o los guiris tienen un concepto de simpatía distinto del mío, o bien los únicos simpáticos son los cocheros de caballos de la Plaza de España.

Y aquí ando, en mi casa, delante del portátil, con el ruido de un programa televisivo amarillista y casposo como único compañero. Aquí ando, dándole bocados a una hamburguesa medio cruda atrapada entre dos panes como de goma. Así acabo esta ilógica reflexión, de forma tan absurda como empieza. El único consuelo que me queda es un dedo de zumo de bote en el fondo de un vaso de plástico.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. marzo 7, 2007 11:13 pm

    Cuando vayas a cagarte en Tussam me avisas y vamos juntos 😀 . Hoy, cuando iba a la universidad, estaba precisamente pensado por que coño va la gente andando por el carril bici, es que en el nombre no queda suficientemente claro que es solo para bicis!! creo cada día soy más misantropo…

  2. Esther permalink
    marzo 7, 2007 11:55 pm

    Reflexiones dadaístaaaaassss!

  3. marzo 8, 2007 1:19 am

    Yo me pregunto últimamente lo mismo acerca de la simpatía de la gente de Sevilla. Nos estamos volviendo unos soseras con esto del progreso económico y el afán de librarnos de los prejuicios y de la imagen pública que parece que nos han echado encima. No sé qué pasará con los guiris, tampoco ellos son el paradigma de la simpatía, y es cierto que tienen muchos carencias afectivas del carajo; lo que sí es cierto es que, cuando estuve en Inglaterra, las niñas de quince años de allí eran más simpáticas que las de aquí: gratis y con una sonrisa, te enseñaban su tanga rojo de hilo mientras daban vueltas y más vueltas escuchando su MP3. Como en el metro de Tokyo, nadie se atrevía a mirarlas; ni bien ni mal, no las miraban.

    Así acabaremos los sevillanos, echados a perder, tristes y plomizos. La culpa es de las obras.

  4. marzo 8, 2007 1:19 am

    PD: Hola, Esther.

  5. marzo 8, 2007 9:49 am

    Hmm, te veo encabronado con la situación, no??? Yo creo que lo del carril bici tiene una explicación lógica y sencilla, veamos, la gente tiene metida en el subconsciente que cuando coge el coche tiene que ir por la carretera, por un carril, de esta manera, las aceras son los carriles de los peatones, pero qué pasa si pintamos una raya en el suelo y hacemos carril bici??? Que al no estar separado de la acera más que por colores, la gente tiende a meterse en el carril, al igual que harían si tuviesen un coche. Es puro subconsciente!!! Si no lo creeis probadlo, andad un día por Reina Mercedes sin pensar en nada y acabareis pisando el carril bici… Es inevitable.

  6. Esther permalink
    marzo 8, 2007 2:19 pm

    Creo que lo que verdaderamente nos gusta no es andar por el carril bici o aparcar en las aceras, o circular a más velocidad de la permitida, o cruzar con el semáforo en rojo…; lo que realmente nos gusta es infringir las normas. Todo esto no son más que manifestaciones de rebeldía ante un problema mucho más grave y acuciante que demanda soluciones urgentes y efectivas. Habría que replantearse que la educación en la prohibición que estamos viviendo en estos últimos años no es válida ni productiva; no forma personas, sino borregos (prohibida la botellona, multazo por sobrepasar en 5 ó 10 Km la velocidad permitida, prohido fumar en determinados locales…, medidas que pueden ser muy productivas siempre y cuando se apliquen correctamente y no bajo una política punitiva basada en la prohibición). Yo creo en una educación en la libertad porque creo que es la única vía capaz de regular un comportamiento o actuación del individuo responsables.
    PD: Hola a ti también, Bukowski.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: